No te obliga a nada, no te presiona, eres libre.

“Por lo demás hermanos míos, despojémonos de todo peso …” (Carta a los Hebreos, capítulo XII)

Hola amigos y amigas:presionados

Muchos nos hemos sentido presionados, pensando que Dios nos presiona o nos obliga. Han habido personas que se hacen portavoces de esa pseudodoctrina “cristiana” y nos lo comunican a nosotros de una u otra forma. Con ellos tengamos paciencia, pero para nuestro caso, el caso de quien está comenzando, eso no es cierto. Ya hemos dicho que Dios es AMOR, que el Nombre de Dios es MISERICORDIA. Es el mensaje enfático del Evangelio de Jesús el Cristo, o sea, el mensaje esencial que él vino a traer y a efectuar con sus palabras y obras. Hay MISERICORDIA para el pecador. Para el que no la merece hay en abundancia.

presionados

Dios no obliga. No te obliga a orar. Ni a predicarle a nadie. Ni a invitar a alguien a la Iglesia. Eres libre. Dios solo exhorta, pero no obliga. Dios está deseoso de mostrar su paciencia contigo. De esperar, de hacer una obra lenta o rápida en tí, según tu capacidad. Él va caminando contigo al paso que tú puedas andar.

Piensa en la verdad, y no des lugar a juicios ni a condenaciones en tu mente. Quítate todo peso, despójate de todo peso. Él ha decidido pasar por alto todos los pecados que cometas de aquí hasta que llegues a la perfección del Cielo, o sea, con la que entrarás al paraíso. Piensa que no pasa nada malo. Que Dios tendrá AMOR Y MISERICORDIA INFINITA.

Tú estás iniciando un camino y nadie puede pretender que en un solo paso ya llegues al final, a no ser que tengas la capacidad para ello. Pero , por lo general, no es así. La mayoría de nosotros no puede asimilar todas las doctrinas y palabras de Dios,ni aceptarlas de corazón, ni ponerlas en práctica. Necesitamos misericordia. Y eso es lo que sobra en Dios.

Hay sobradas razones en los Evangelios de la Biblia donde se observa a Jesús defendiendo a los pecadores. “Los publicanos y las prostitutas van delante de ustedes al Reino de los Cielos”- dijo a los doctores de la ley. “Yo no te condeno”- dijo a la mujer que fue atrapada en el acto de adulterio. “Vuestro maestro se sienta  a comer con pecadores y cobradores de impuestos”-criticaban los fariseos a los discípulos. 1 Pedro 4:1 aconseja “… mantegan la mente despejada…”

PUEDES DESCANSAR EN DIOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*