Viviendo siempre en cuaresma…

… Y Siempre en navidad, y siempre en adviento… y siempre en Pentecostés… y siempre en pascua de resurrección… y siempre en semana santa… todos los tiempos litúrgicos siempre, porque eso es lo que nos enseña el santo Rosario, en el que semanalmente se medita en pasajes bíblicos que aluden a uno u otro de esos tiempos litúrgicos de la Iglesia. Sí, porque aunque uno –como yo, por ejemplo- solo tenga filiación ordinaria a la cofradía del Rosario, o sea quienes oramos y meditamos solo 2 misterios diarios, hemos  de recordar a los que oran y meditan los 5 misterios de cada día y que quizás haya quienes oran más, y saben que es un hecho que el Rosario nos hace meditar en sus misterios gloriosos, gozosos, dolorosos y luminosos en períodos que abarcan de cierto modo todos los tiempos litúrgicos.

Quiero terminar esta corta meditación diciéndoles a quienes no entienden estas cosas que no se preocupen por esto y que traten de establecer sus vidas sobre lo que logró Cristo en la cruz, la seguridad de nuestra salvación. Y decir  una vez más y no me canso, lo seguiré haciendo, que estas cosas las escribo a fin de hacer más posible la Unidad  Doctrinal de todos los cristianos, pues esto tiene su importancia para ello si analizamos que algunos no entienden de la fe católica precisamente esto de que las personas vivan de una manera en ciertas fechas y en otras fechas vivan de otra manera, pues si bien es cierto que no debemos juzgar a nadie por cómo decida vivir y creer, también es importante que comprendamos que en esencia la vida cristiana es vivir siempre conscientes del amor y gracia de Dios arrepintiéndonos  y dirigidos hacia nuestra santificación, el tiempo litúrgico que sea no cambia esto, sino que siempre muestra motivos e incentivos para ello, y esa es para mí la fe católica y apostólica. Lo que quiero decir, como es obvio ya, es que quizás muchas personas piensan que conocen bien la fe católica y pudieran estar equivocadas con respecto a esto.

Las imágenes en los templos. Su utilidad.

El movimiento iconoclasta,en mi opinión,tenía un gran error:eliminar las imágenes de los templos cristianos era para ellos ortodoxia.

Las imágenes:

– Aportan belleza a los templos. Son más atractivos.

– Inspiran espiritualidad verdadera y transmiten mensajes del Evangelio, sobre todo el amor y la piedad sincera.

– Son parte del culto divino,cuando representan objetos de veneración,al representar a personas fieles a Dios y ejemplos de vida cristiana.

(Los ángeles eran venerados por los hebreos aunque no se les pusiera flores ni se les quemara incienso,ni se supiera el nombre específico de ninguno de ellos

como sabemos hoy. El Arca de la alianza era venerada y parte de ella eran unos querubines)

Todo lo que embellecía el antiguo templo de Dios,Dios mismo lo ordenó y ello incluía imágenes como ángeles y querubines, que son espíritus servidores de Dios. En el nuevo templo donde nos reunimos los cristianos -quienes cada uno debe ser un templo-  este templo de piedra debe rebosar de belleza más aún,porque todo en Dios es belleza y orden y fortaleza,y esto siempre que los pobres hayan sido atendidos y que se disponga de riquezas para hacerlo. Y hoy una de las analogías más bellas es identificar a María la madre de Dios con el Arca de la alianza nueva,porque ella es la que llevó en su vientre el maná del cielo y las tablas de la ley y la vara de Aarón que reverdeció,pues en este nuevo pacto, Cristo es el verdadero maná ,alimento del cielo que el Padre nos da,las tablas de la ley o los mandamientos que son conforme a la justicia,y la vara de Aarón que reverdeció porque trae la guía sacerdotal del nuevo sacerdocio de todos los creyentes verdaderos. Por eso las imágenes de María son respetadas con mucho cariño, varias de ellas se contruyeron en fidelidad a la descripción de quienes presenciaron sus apariciones (visiones). Sin embargo, yo les aconsejo a los que no entienden estas cosas que hagan de cuenta que las imágenes no están ahí, que estén en sus casas y mediten bien todo, y que traten de encontrar a Dios en oración sincera y meditando en la Biblia, que es lo más importante, y aunque ello les consuma tiempo, aseguro que no se van a arrepentir. Es que este artículo lo he escrito para buscar la unidad con los creyentes de otras Iglesias que no son la católica, para razonar juntos porque creo que ES POSIBLE LA UNIDAD DOCTRINAL.

Significado de arrodillarse

En los tiempos del Antiguo y del Nuevo Testamento de la Biblia, las personas se arrodillaban en señal de veneración, de respeto, y en el caso de Dios o el de los dioses, de adoración.
Claro que los judíos y los cristianos sinceros solo adoraban un Dios, el Dios de Abraham, Isaac y Jacob. Pero igualmente ante reyes, o personas santas o ángeles se arrodillaban, y no quería decir para ellos adorar=arrodillarse.

“Nosotros miramos lo que ven nuestros ojos, pero nuestro Dios mira el corazón”
¿Cuántas veces no hemos juzgado a quienes vemos arrodillados ante una imagen de Cristo o de María, o la de otro santo del cielo? No es nada coherente con el mensaje de Jesucristo cuando acusamos de idolatría a todos los que así proceden. Nosotros miramos solo lo que ven nuestros ojos, pero Dios mira el corazón. Yo por mi parte nací y vivo en otro tiempo y contexto, y ya no acostumbramos a arrodillarnos.

Aunque para muchas personas en el mundo aún tiene su importancia arrodillarse. Por eso, debemos evitar el juzgarlas.

Es Dios el que ve el corazón. Hay personas que saben que no deben adorar a María, a los santos, ni a los ángeles, sin embargo, se arrodillan en señal de respeto, de veneración… Hay tristemente personas que no lo saben, y los adoran, pero hay que ver los motivos por los que esas personas lo hacen. Dios tiene en cuenta esos motivos, y Dios sabe bien que la ignorancia existe en muchos, y que existen las confusiones que vienen de otras fuentes y que han hecho a las personas formarse esas ideas equivocadas.
Para los cristianos del siglo XXI, yo pienso que deberíamos ser y actuar y hablar de un modo más inteligente y tener claro que arrodillarnos no es siempre lo que hace la diferencia sino la actitud del corazón, que es la que Dios ve.
¿ Qué opina usted ?

Roma Imperial,siglo I:La gran ramera, el misterio de Apocalipsis 17 aclarado

Este artículo, escrito para quienes ya conocen algo de la Biblia, pero especialmente para quienes quieren ver en la actualidad el cumplimiento de este misterio declarado en Religiones, en Iglesias cristianas como la antigua Iglesia católica y apostólica específicamente, u otras iglesias… etc.. Me discupan los que no conocen mucho de Biblia. Trataré de hacer algo por ustedes.

Roma Imperial,siglo I: La gran ramera, el misterio de Apocalipsis 17 aclarado

Una apropiada exégesis que considera el contexto en el que se escribió el precioso Libro del Apocalipsis, de una literatura muy singular.

Asì como lo oyen, amigos y hermanos en Cristo:

Apocalipsis 17:18  dice : “Y la mujer que has visto esla gran CIUDAD que reina sobre los reyes de la tierra.

El mismo libro dice que la mujer (la gran prostituta) es una ciudad. ¿Cómo pues, algunos dicen que es una iglesia, una religión o una secta, o conjunto de religiones?

El Libro de Apocalipsis fue escrito en el siglo I D.C. En ese tiempo habían muchos reyes gobernando, como podrá usted, amigo lector, comprobar con solo hechar una hojeada más o menos profunda en los libros de Historia. Y también podrá corroborar que había un rey y una ciudad que gobernaban sobre todos esos reyes o la abrumadora mayoría de ellos: el rey era el Emperador Romano, y la ciudad por supuesto era Roma. Estamos hablando del siglo I D.C.

Ella gobernaba sobre pueblos, muchedumbres, naciones e idiomas de los cuales dependía, por eso se sienta sobre ellos (Ap.17:15), y se supone que es claro que cuando alguien se sienta sobre algo, es porque está seguro de que eso le va a sostener y a no dejar caer ni tener un accidente.Era el gobernante y ciudad que bebía en una copa llena de sangre de todos los martirios a cristianos que ejecutó.

Es triste ver como las personas piensan que Dios no se revela hoy personalmente, y que hay que tratar de que la Biblia escrita para el siglo I D.C. diga lo que se necesita exactamente para hoy, y fundamentalmente interpretándola para juzgar injustamente y condenar, para rechazar, para que unos cristianos rechacen a otros, a fin de cuentas. Sin embargo, la misma Biblia dice en Joel 2:28,29 que Dios en los últimos tiempos daría profecías, sueños y visiones. Dios no hará nada que no considere necesario sin revelárselo a sus siervos los profetas. Una re-lectura de este pasaje bíblico teniendo en cuenta esto nos llevaría a conclusiones muy diferentes, y a actitudes diferentes frente a nuestros hermanos a quienes hemos rechazado. Cristo dijo que en los últimos tiempos nos rechazaríamos unos a otros. Pero quien nos rechaza a nosotros, es a Cristo mismo a quien rechaza (Lucas 10:76)

Y aún hay personas que sí confiesan que Jesucristo ha venido en carne, que han tenido visiones sobre el fin, y han sido rechazadas de plano, lo cual es muy triste.

El pueblo del Señor debe estar unido y debe trabajar por la unidad de todos los cristianos. Debemos decir: Bendito el que viene en el nombre del Señor. Solo entonces vendrá Cristo otra vez.

Como pueden ustedes ver hay mucha tela por donde cortar en este tema. Así que pueden comentar cuando quieran para dialogar.

Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe. (Efesios 4)

¿Curas casados… qué piensa usted?

Pienso que no tengo todos los elementos para abordar este tema como debería,pero pienso que al menos pudiéramos razonar juntos mis lectores y yo, por medio de los comentarios, como en una especie de concilio ecuménico desautorizado, con el fin de ver a qué conclusiones podemos llegar.

Yo soy de los que está de acuerdo en que los curas abracen preferiblemente el celibato en vez del matrimonio, si ese es su don, pues debe ser la opción más inteligente, no sólo para ellos sino para cualquier otro laico que lo pueda soportar, y la referencia bíblica es a San Pablo en su carta a los corintios, donde dice -en el capítulo 7- que cree en esta idea como lo mejor. Conozco muchos cristianos o “cristianos” entre comillas, que niegan que esto está en la Biblia, porquesupongosencillamente que les parece insoportable -entre ellos muchos protestantes.

Otros se van al otro extremo diciendo que las relaciones sexuales siempre son pecado, aunque sea en el matrimonio, y por eso el celibato. El mismo San Pablo niega tal cosa igualmente.

Los curas o sacerdotes son sacerdotes del Señor que presiden una comunidad, asíquela comunidad debe ser ejemplar, pero el sacerdote más. Debe estar más aún a tono con lo mejor según la Biblia.

Por eso es que la Iglesia católica latina abraza el celibato obligatorio, o quizás me equivoco cuando digo “obligatorio”.

Pero lo cierto es que para presidir una comunidad o varias, es necesario ser célibe al modo que lo son los curas de la Iglesia latina, y sin eso no es posible, al menos por las vías tradicionales, por lo que es claro que tiene un sentido obligatorio para quienes desean el sacerdocio y son católicos.

 

¿Qué impedimentos prácticos pudiera haber a un cura casado?

Bueno, a mí me parece una incoherencia que la Iglesia haya admitido (como dice el documento Anglicanorumcoetibus) como curas católicos a sacerdotes anglicanos casados que se convirtieron al catolicismo, y que sin embargo a los laicos católicos, que van a recibir igual preparación, no se les permita abrazar un matrimonio y ser sacerdotes a la misma vez.

 

La primera razón práctica importante, amí, particularmente,me parece que sea que si se admitiera a un cura casado, tiene que haber un arreglo con la esposa del mismo para que no se filtren las confesiones hacia ella(la esposa), o bien, si esto no puede ser posible, que el cura casado no confiese, y que las personas solo vayan a confesarse con uncura célibe.

La otra razón pudiera ser la herencia. ¿Qué herencia les puede dejar un cura a sus hijos o hijas, cuando lo necesiten? Pero pudiera hacerse un arreglo, planificar el número de hijos, si es posible, o que los abuelos de los hijos e hijas del cura, o la esposa o el mismo cura si tiene casa, brinden sus casas al crecer los hijos y necesitarla, y dejar los templos y casas parroquiales solo como propiedad de la Iglesia. Y entonces, si no es posible, negarle continuar el sacerdocio, y brindarle quizá el diaconado o si no puede ser tampoco, por haber muchos diáconos, quizás el acolitado.

 

No sé cuál otra arista se pudiera analizar. Por lo demás, no veo más impedimento práctico a que un cura sea casado. ¿Qué piensa usted?

Todos somos iguales, hijos de Dios

Así me habían enseñado en la Iglesia católica de mi pueblo, amigos, pero yo nunca lo había aceptado.

Para mí, la Iglesia debía ser más bíblica en eso, conclusión que sacaba de leer Juan 1:12, y de los comentarios de los protestantes/evangélicos que andaban cerca de mí, que lo ven de un modo más férreo, y que quizás con una buena intención, querían que yo pensara como ellos… y llegué a pensar como ellos, que es lo sorprendente de mi caso.

Traigo este tema a consideración de ustedes, porque he tenido un diálogo con un bloguero que hasta hoy aún es ateo, su blog es el sitio huxley2.cubava.cu (Carpe Diem). Y del diálogo sostenido con él, he llegado a la conclusión de que debo escribir por lo menos, lo mínimo sobre este tema, que pudiera ayudar a aclarar dudas a los amados lectores.

Es cierto que, aún entre los católicos, hay quienes piensan que por ser de esta Iglesia de Cristo, son mejores que las demás personas, y puede que hasta yo caiga en eso, como quizás caí en el pasado. Es pecado.

Todos los seres humanos tenemos la misma dignidad, no importa si se es ateo, católico, protestante, santero, “testigo de Jehová”, islámico, judío, etcétera… Esta era la verdad que me predicaba siempre la Iglesia católica con tanta convicción, y yo no la aceptaba.

Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio la potestad de ser hechos hijos de Dios. (Juan 1:12)

Lo que más a mí me sorprende, es que no ví mi error nunca, el error consiste en pensar que este versículo bíblico (y otros que comunican una idea similar en el Nuevo Testamento) está haciendo referencia a algo más de lo que dice, o sea, a las personas que no creen en su nombre, o que creen a medias, etc… Sin embargo, la declaración es solo acerca de los que creen. Y me sorprende que yo no tuviera la capacidad y otras facultades para notar esto. Pero todo sucede por una razón. Yo necesitaba respetar el mensaje de la Biblia, y quizás esa es la intención de los protestantes/evangélicos al interpretarlo de la otra manera, pero tengo que reconocer y declarar que es una interpretación peligrosa, porque muchos que nunca han leido la Biblia , la escuchan y ya de paso rechazan la Biblia, al Dios de la Biblia, la fe, la iglesia y etc.,etc… El texto, solo hace la declaración  sobre los que creen, reitero. No habla de otros, recalco.

Figúrese usted diciendole a un no-cristiano o un no-creyente: «Todos somos iguales, tenemos la misma dignidad, pero yo soy hijo de Dios y usted no.» ¿Cómo supone usted que se sienta esa persona al escuchar esas palabras? ¿Se figura usted a Cristo respondiendo semejante forma? Me parece que no es conforme al amor a no ser que sea justo decir algo como eso.

Todos somos iguales, tenemos la misma dignidad, concluyo y enfatizo.