¿Curas casados… qué piensa usted?

Pienso que no tengo todos los elementos para abordar este tema como debería,pero pienso que al menos pudiéramos razonar juntos mis lectores y yo, por medio de los comentarios, como en una especie de concilio ecuménico desautorizado, con el fin de ver a qué conclusiones podemos llegar.

Yo soy de los que está de acuerdo en que los curas abracen preferiblemente el celibato en vez del matrimonio, si ese es su don, pues debe ser la opción más inteligente, no sólo para ellos sino para cualquier otro laico que lo pueda soportar, y la referencia bíblica es a San Pablo en su carta a los corintios, donde dice -en el capítulo 7- que cree en esta idea como lo mejor. Conozco muchos cristianos o “cristianos” entre comillas, que niegan que esto está en la Biblia, porquesupongosencillamente que les parece insoportable -entre ellos muchos protestantes.

Otros se van al otro extremo diciendo que las relaciones sexuales siempre son pecado, aunque sea en el matrimonio, y por eso el celibato. El mismo San Pablo niega tal cosa igualmente.

Los curas o sacerdotes son sacerdotes del Señor que presiden una comunidad, asíquela comunidad debe ser ejemplar, pero el sacerdote más. Debe estar más aún a tono con lo mejor según la Biblia.

Por eso es que la Iglesia católica latina abraza el celibato obligatorio, o quizás me equivoco cuando digo “obligatorio”.

Pero lo cierto es que para presidir una comunidad o varias, es necesario ser célibe al modo que lo son los curas de la Iglesia latina, y sin eso no es posible, al menos por las vías tradicionales, por lo que es claro que tiene un sentido obligatorio para quienes desean el sacerdocio y son católicos.

 

¿Qué impedimentos prácticos pudiera haber a un cura casado?

Bueno, a mí me parece una incoherencia que la Iglesia haya admitido (como dice el documento Anglicanorumcoetibus) como curas católicos a sacerdotes anglicanos casados que se convirtieron al catolicismo, y que sin embargo a los laicos católicos, que van a recibir igual preparación, no se les permita abrazar un matrimonio y ser sacerdotes a la misma vez.

 

La primera razón práctica importante, amí, particularmente,me parece que sea que si se admitiera a un cura casado, tiene que haber un arreglo con la esposa del mismo para que no se filtren las confesiones hacia ella(la esposa), o bien, si esto no puede ser posible, que el cura casado no confiese, y que las personas solo vayan a confesarse con uncura célibe.

La otra razón pudiera ser la herencia. ¿Qué herencia les puede dejar un cura a sus hijos o hijas, cuando lo necesiten? Pero pudiera hacerse un arreglo, planificar el número de hijos, si es posible, o que los abuelos de los hijos e hijas del cura, o la esposa o el mismo cura si tiene casa, brinden sus casas al crecer los hijos y necesitarla, y dejar los templos y casas parroquiales solo como propiedad de la Iglesia. Y entonces, si no es posible, negarle continuar el sacerdocio, y brindarle quizá el diaconado o si no puede ser tampoco, por haber muchos diáconos, quizás el acolitado.

 

No sé cuál otra arista se pudiera analizar. Por lo demás, no veo más impedimento práctico a que un cura sea casado. ¿Qué piensa usted?

2 Replies to “¿Curas casados… qué piensa usted?”

  1. Como siempre un placer leer tus temas y espero no te molesten mis opiniones, que no sé si son certeras pero por el momento están basadas en los pocos conocimientos. Sobre este tema creo que este es uno de los tantos problemas que confronto en la Iglesia Católica, estas terminologías como celibato, padre, curas, etc.. terminologías que nunca las he visto en la Palabra de Dios, si sé que el Señor constituyó apostoles, maestros, y otros dones pero todo esos que la iglesia católica se ha inventado realmente me sorprende y quisiera saber de que parte de la Biblia tomaron la idea. Pero en fin, cuando leo las escrituras veo que dice claramente que las características de un ovispo son:

    1 Timeteo 3:2-5 “Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar; no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro; que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?)”

    Y como bien dice la Palabra de DIos el obispo, padre, cura o como quieras llamarle puede casarse y ser marido de una sola mujer.

    • Hermano, le bendigo por su comentario. Percibo una gran humildad sincera, eso es muy adecuado para quien quiera llevar el nombre de cristiano, y demasiado importante, pues el que se humilla será enaltecido, como usted sabe que dice Cristo.
      Hermano, usted sabe, no es primera vez que a mí me citan ese texto dirigido a Timoteo, que por cierto está muy acertado, pero la interpretación de que por consiguiente todo cura u obispo debe estar casado con una mujer no es una interpretación adecuada o correcta. Eso no es un mandamiento de rechazar la soledad ni de abrazar el matrimonio. Eso es un mandamiento de no tener varias mujeres, sino una sola. ¿Entiende, hermano? Por ejemplo: En la Iglesia católica ortodoxa -de la parte oriental del mundo- hay curas casados, eso es en Rusia, en Grecia, etc. Pero en esa Iglesia también hay curas u obispos no casados, como sucede en la Iglesia católica de aquí y de todo el mundo Occidental. La diferencia es que en Oriente se permite que se casen, pero en Occidente (América) no se permite por la vía tradicional. Sin embargo, se permite por ejemplo, en el caso de pastores u obispos protestantes que se convierten al catolicismo y ya estaban casados, a ellos se les permite seguir casados y ser padres o curas de la Iglesia católica.
      En la Iglesia católica los obispos son los jefes de los curas o padres de cada comunidad o de cada Iglesia. El término “padre” o “cura” no es literalmente bíblico, sino que es un término que describe su función para diferenciarlo de su jefe el obispo, y esa función sí es bíblica, es la función de aconsejar como padre a los que asisten a la Iglesia, aconsejarles qué es lo más justo, escuchar las confesiones personales como un padre que no condena, para luego aconsejar sobre cómo es mejor orar para salir adelante y vencer cierto o ciertos pecados. Por ejemplo: en la Iglesia Metodista hay pastores y hay obispos, y los obispos son jefes de los pastores o reverendos. Simplemente son terminologías distintas que salen de la historia que ha recorrido cada Iglesia. Hay personas que piensan que no le debemos decir padre a nadie sino solo a Dios, porque Cristo lo dijo y eso hay que tomarlo literalmente, pero creo que es mejor leer de nuevo y tratar de ver en el fondo qué está señalando Cristo como error, y estoy convencido de que Cristo no estaba prohibiendo que le digamos padre a nuestro padre humano o al cura, Cristo lo que estaba diciendo era lo mal que hacíamos en darle un valor a otra persona que no deberíamos, o sea no endiosar a nadie con títulos. Nuestros líderes de Iglesia deben sentirse reconocidos por nosotros, pero nosotros debemos ser conscientes de que son iguales a nosotros, tienen pecado igual que nosotros y virtudes igual que nosotros. De corazón digo que ese es el significado. Yo sé que usted no tocó el tema, hermano, pero me gusta aclararlo porque creo que sale a relucir muy bien y puede ayudar.
      Gracias por comentar, no deje de hacerlo. Sus opiniones son importantes para que se aclaren más las cosas. Romanos 8:28

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*