Cuando la incredulidad aparece

No tenga pena ni le afloren otros sentimientos negativos si este tema le toca de cerca. La incredulidad es un mal que ha tomado a muchísimos. Es triste contemplar como el ateísmo científico, que en sus inicios en los que sobresale la URSS tuvo casi tanta repercusión sobre los valores de las sociedades como ahora, cada día aparece en nuevas formas fortaciendo a ese sentimiento negativo: la incredulidad.

Sin embargo, Nuestra Señora, María la madre de Jesucristo, apareció en visiones a tres niños en Fátima, en Portugal, precisamente porque Dios la envió a dar un mensaje a toda la humanidad por medio de ellos tres y de todos los que queramos ser parte de ese apostolado. Y es que antes de que apareciera ella apareció el ángel de la paz a ellos tres. Sí porque la paz es lo que siempre ha estado necesitando el mundo, y sobre todo en medio de aquella situación o contexto que fueron las guerras mundiales.

El Papa Francisco ha declarado a los incrédulos, parafraseando: “hagan el bien… allá en el juicio frente a Dios estaremos y nos salvaremos”, y el Vaticano aclaró que Francisco estaba hablando de la gracia de Dios con los incrédulos. Muchos no lo han entendido. Es un mensaje espiritual, y aunque a veces la naturalidad ayuda más a entender este tipo de mensajes, la falsa espiritualidad puede perturbar bastante para dicho entendimiento.

No es menos trascendente la oración que les enseñó el ángel de la paz a los niños sobre los que vino el Espíritu Santo en aquel momento:

Dios mío yo creo en tí, te adoro, te espero y te amo. Te pido perdón por los que no te creen, no te adoran, no te esperan ni te aman.

¿Por qué no orar de ese modo?

Así que, como a ellos, puede venir hoy también a tí, aunque no creas, porque no hay límites para él, aunque siempre en la Biblia pude percibir que esos seres glorificados como Jesús nuestro Dios, María y los ángeles siempre han aparecido preferiblemente a quienes saben que los recibirán bien… pero ahora recuerdo que también a Pablo cuando todavía era un perseguidor de cristianos se le apareció Cristo.

También quiero hablarles a los que no profesan la fe católica, a los evangélicos o protestantes, específicamente a los que no aceptan que estas visiones sean buenas o de Dios. Sobre este punto les exhorto, cuando quieran, a leer un artículo anterior que escribí, pueden leerlo haciendo clic aquí. También quisiera pedirles a mis hermanos entre los cuales estuve muchas veces, que se cuestionen bien todos los detalles. Necesitamos un acercamiento y una acogida, católicos y protestantes. Dialoguemos en un espíritu fraterno.

Aquí quiero aclarar que las visiones no es lo más importante de la fe, pero también que no debemos rechazar el mensaje que nos traen estas visiones, porque Dios no envía en vano su Espíritu al mundo sino con un propósito importante. Hacer que los valores adquieran importancia es fundamental para Dios y es una de las cosas que quiere que las sociedades de hoy posean. Y así como las visiones, están las profecías y los sueños.

¿Los sueños? ¿Alguna vez usted ha soñado con Jesucristo? Puede que sea un sueño a alcanzar para muchos, una ilusión, lo que usted interpreta de esta pregunta, y es muy válido, pero en este caso yo estoy hablando de un sueño real. Yo escuché ya a dos personas durante mi vida hablar de haber soñado con Cristo.

Ahora, una vez más, eso no es lo más importante. Él se nos aparece, en sueños o en visiones, para ayudarnos a ver que está ahí siempre. Él trata de combatir nuestras dudas .. de afirmarnos en la fe, y de que un día podamos salir adelante en la lucha para vencer en cuanto a los valores que necesitamos cultivar. Él quiere ayudar a nuestro mundo por medio nuestro.

DLB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*