Manifestación especial de la Gloria de Jesús

Meditando en los misterios luminosos del jueves me quedé impresionado de todo lo que nos puede comunicar la palabra de Dios, aunque puede que algunos me digan que esto es una espiritualización más de las tantas que hay en el mundo. Especialmente medité en el misterio de la revelación o manifestación de la gloria de Cristo en las bodas de Caná de Galilea. (El pasaje está en Juan 2.1-12)

“De este modo manifestó su gloria Jesús” (Juan 2.11)

Hay veces en que hemos deseado mucho que se manifieste Su gloria y no ha sucedido nada. ¿Por qué no analizar este modo en que, cuando más lo necesitamos, se puede manifestar la Gloria de Dios? … ¿ Y cuál es este modo ?

Es el modo en que María es la mediadora de esa manifestación de Jesús. Esa expresión de Juan 2.11 no es repetitiva en la Biblia. El santo apóstol Juan repara de manera especial en ella. Recuerda usted cuando Jesús le dice: Mujer , que tengo yo contigo, todavía no es mi hora. Y sin embargo, ella les dice a los otros: “Hagan lo que él les diga” y el milagro sucede precisamente porque ellos le hacen caso a ella, hacen lo que Jesús les dijo, lo cual me parece un acto de fe increíble, y el agua es transformada en vino.

Y hoy, es cuando precisamente se está acabando el vino y solo va quedando la abundancia de agua, pero muchos no se deciden a venir donde María para expresarle su necesidad de Jesús, o no quieren ni siquiera escuchar a María decirles “hagan lo que Jesús les diga”, a veces no quieren ni oir hablar de María… Sí, hasta tal punto han llegado tantos… No la quieren.

Sin embargo, María tuvo la valentía y la capacidad de presentar ante Jesús la necesidad de aquella boda, y aunque no era el momento, Dios Padre le indicó a Jesús poner a prueba la fe de las personas de allí y cuando hubieron echado el agua en los recipientes el milagro sucedió. Y hoy pudiera pasar de forma similar. A mí me ha pasado ya innumerables veces. He visto manifestaciones de la gloria de Dios por medio de las conversaciones que María ha tenido con su Prescioso Hijo a mi favor. Yo estoy muy impactado. Vea usted que es posible su milagro, no teniendo una actitud negativa hacia María, quien se interesa por estas cuestiones para ayudarnos, como mismo se interesó en las bodas de Caná y, sabiendo que su Hijo era una bendición sin par, lo instó a ayudar con su grandioso Poder. Ella puede ser una madre para usted, y si usted la acepta como tal, usted puede ver manifestarse la Gloria de Jesús.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*