Estorbos “católicos” y “evangélicos” al encuentro con Dios.

Con este artículo ustedes podrán recordar el mensaje que el papa Francisco dirigió a los creyentes hipócritas no hace tanto.

Es importante y bueno reparar en algo en lo tocante a las imágenes. Hay algunos como yo, por ejemplo, que hallaban un estorbo en las imágenes y en los templos y misas católicas, un estorbo para poder encontrar a Dios. Quizás a otros no les haya pasado. Yo tomé la errónea decisión de cambiar de iglesia, pero también tomé una decisión correcta, buena e importante, y es la que aconsejo a continuación: buscar a Dios en un clima silencioso y sobrio donde, sobre todo, no me pudieran interrumpir otras personas. Allí oraba a Dios solamente y leía la Biblia, con mucha calma, dedicándole a ello el tiempo necesario. No pensaba en el cristianismo católico ni en el protestante. Solo me interesaba lo verdaderamente importante: un verdadero encuentro con mi Señor.

Tuve la oportunidad de dedicarme a ese tiempo cada día de becado durante toda la universidad, como ya he relatado en mi testimonio publicado en este blog. Eso me ayudó a olvidar el estorbo que había para yo encontrar a Jesús, y además de ese estorbo había otro estorbo que pude olvidar: las oraciones teatrales que escuchaba en la iglesia católica, las de un sacerdote católico durante toda la misa, para peor de males. Luego, tocante a esto, y en el decursar de los años, me pasó algo similar – ya que había cambiado de iglesia- en las iglesias evangélicas: oraciones teatrales o fingidas encuentro de nuevo en ese nuevo marco, que se adicionaban al influjo de falsas enseñanzas y falsas doctrinas, que se canalizaba en ese marco evangélico no ecuménico del que fui parte. Para mí era insoportable el poco cuidado que se tenía tanto al orar como al enseñar. Solo me daba una impresión, y me da todavía: no puede ser que alguien que crea verdaderamente, se presente delante de Dios orando de ese modo tan poco natural, como si para dirigirse a Dios hubiera que formar espectáculo. Mi opinión es que hay que estar sin fe o por lo menos muy apartado de la fe para lograr eso -vaya “logro” 😉 . Así que llegué a la conclusión: que tanto en el bando católico como en el evangélico había algo de estos “logros” tan desagradables, y tristemente los hay aún, y supongo que tristemente los seguirá habiendo hasta el final de los tiempos.

Así que recomiendo a todos ustedes que leen, que hagan como yo: buscar la soledad y la tranquilidad y dedicar un tiempo a buscar la paz, a meditar, a orar si les place, pero con calma, a leer la Biblia.

Ahora, no cambie de iglesia, especialmente si usted es católico. No lo necesita. Quizás, auséntese de la iglesia todo el tiempo que necesite hasta que encuentre la paz y hasta que entienda la teología católica, pero no cambie de iglesia. Creo que es lo mejor que puedo recomendar. El compendio de doctrinas de la iglesia católica es necesario para una vida espiritual saludable y fructífera.

2 Replies to “Estorbos “católicos” y “evangélicos” al encuentro con Dios.”

  1. Creo que haces bien en buscar de Dios, pero hay quienes sí necesitan cambiar de Iglesia, porque como mismo hay Iglesias de Dios también hay Iglesias del Diablo, en Apocalipsis Dios le habla a un grupo de personas que creen en él diciendoles ” Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades” (Apocalipsis 18:4) y creeme que se está refiriendo a una Iglesia en pecado en la que hay mucha gente que cree sinceramente en Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*