Seamos sensibles a la voz espiritual de nuestro interior

Sea más sensible a la voz de su interior, y disfrute su espiritualidad.

Nosotros como cristianos católicos a veces no disfrutamos más de nuestra vida espiritual porque no seguimos el deseo espiritual de nuestro corazón. Hay días en que, tenemos que reconocerlo así, quisiéramos antes de orar el Santo Rosario orar la Coronilla de San Miguel Arcángel, o viceversa, u otra de las tantas oraciones que pudiéramos conocer. Y bien, ¿por qué no hacerlo? Si no está mal, si en resumidas cuentas es un deseo espiritual. Pudiera ser que usted conozca casi de memoria un salmo de la Biblia, y usted quisiera recitarlo antes que hacer cualquier otra cosa. Hágalo. Es un deseo espiritual. Jesús dijo que los que son del Espíritu son como el viento que se mueve de aquí para allá con libertad (San Juan capítulo 3). 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*