María en oración y viene Pentecostés

María está presente en las vísperas del día de Pentecostés junto a los apóstoles y a los 120 discípulos en el Aposento Alto, en oración junto a todos ellos. Allí el libro de los Hechos lo relata identificándola claramente como la madre del Señor Jesús. El Hijo del Altísimo se la deja a Juan el discípulo amado como madre y con eso nos la deja como madre también a todos los creyentes sinceros.

Luego de esto viene el Espíritu Santo. No es de extrañar que se manifieste esta Venida del Altísimo Espíritu Santo luego de las oraciones de esta mujer, aunque también oraban los doce apóstoles. Pero no es lo mismo para un hijo bueno y honrado que ama a sus padres que tanto han luchado por él, que sus padres (en este caso Dios, José y María) le pidan algo, que sea el caso de que sus amigos o hijos espirituales le pidan algo. Como quiera que sea “la madre es la madre, olvídate de eso” como diríamos en buen cubano. Y al pedir el Espíritu Santo esta madre para todos, el gran Dios Jesucristo (hijo de sus entrañas) ha derramado esto que vosotros veis y oís (refiriéndose al Espíritu Santo) – como explica el apóstol San Pedro.

Es una mujer capaz de conmover el corazón de Dios su hijo, desata por sus ruegos y sobre todo por su vida de adoración a Dios un misterio glorioso como La Venida del Espíritu Santo, tan crucial e importante para la Iglesia católica, entonces naciente, importante al punto de ser referido por la misma María cuando se aparece a los tres niños pastores en Cova de Iría, y señala la importancia de orar el Santo Rosario, y en fin da por sentado la importancia de meditar en todos estos misterios, tanto los gloriosos, como los luminosos, como los dolorosos y los gozosos. La venida de Dios Espíritu Santo es casi tan importante como la Venida de Dios el Hijo, por lo necesario que es para la Iglesia. Por eso las oraciones de María, viva en el Cielo, son tan necesarias. ¿Cuenta usted con ellas… ruega usted por esto… habla usted con un cariño sincero a María?

2 Replies to “María en oración y viene Pentecostés”

  1. Solo una pregunta
    ¿Usted lo que quiere decir que el bautismo en el espíritu santo vino el día de pentecostés por la oración de María?
    Mi respuesta es esta:
    En una cosa si coincido contigo, en que el bautismo en el espíritu viene sobre el creyente cuando este ora y se lo pide insistentemente.
    Lucas 11:13
    Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?

    Pero la biblia enseña en Juan 14:13-14-15-16

    De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre
    Y todo lo que pidiereis al Padre EN MI NOMBRE, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.
    Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.
    Si me amáis, guardad mis mandamientos.
    Y YO ROGARE al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre

    Y en 1ra. a Timoteo 2:5

    Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.

    Amigo, solamente hay un mediador, Jesús, el cual intercede por nosotros en el cielo, por lo tanto todo lo que pedimos a Dios debe ser en el nombre de Jesús.
    Si pudieras contestar mi pregunta se lo agradecería, y pido disculpas si con el comentario (http://elblogdelcorvo.cubava.cu/2017/04/07/textos-de-la-biblia-donde-se-arrodillan-y-no-es-adorar/#comment-309) le cause alguna molestia o malestar, no fue mi intención.
    Bendiciones para todos.

    • Bueno hermano, no se bien si me causó algún malestar su comentario en aquel momento porque no he podido revisar para ver si recuerdo. No se preocupe porque puede estar seguro que no fue nada muy trascendente en caso de que haya sido.

      Hermano, creo que usted como muchos hermanos no católicos ven en la concepción de la Iglesia católica un error en cuanto al papel de los santos y el de Cristo en el cielo, y creo que más bien se trata de desconocimiento profundo de dicha concepción, por lo que percibo en su comentario.

      Por eso con el mejor ánimo posible me gozo en responder.

      La mediación de Cristo, desde el punto de vista de nuestra fe católica, tal como lo explica bien el catecismo, es una mediación insuperable e incomparable. Cristo es Dios y hombre, y murió por nuestros pecados, pues sólo ÉL podía hacer eficazmente ese sacrificio a fin restablecer nuestra relación y comunión con Dios (con la Santa Trinidad).

      El catecismo explica con claridad que los santos hacen el mismo tipo de mediación que hacemos usted y yo el uno por el otro o por cualquier hermano o prójimo: la mediación de orar unos por otros. Eso es lo que hizo María en el aposento alto donde estaba con los apóstoles y los discípulos orando todos en comunión. Ahora está en el paraíso junto con muchos otros santos y siguen haciendo la misma buena obra de orar por los de aquí de la tierra. María particularmente tiene una preeminencia en esto por ser la madre del Señor, llena de gracia, porque el SEÑOR está con ella, tal como lo dice la Biblia. Apocalipsis 12 explica que ella particularmente ha sido coronada como reina de las 12 estrellas, que son las 12 tribus de Israel y los 12 apóstoles de Jesucristo, así que esta persona tan bendita que es sin igual en el mundo y en la historia, la joya más noble de la cristiandad como la llamó Martín Lutero, es aquella por cuyas oraciones ante Dios recibimos el Espíritu Santo y demás gracias, pero su mediación, aunque es superior a la de cualquier otro santo y ángel o ser celestial, es infinitamente pequeña ante la soberana mediación de Cristo nuestro SEÑOR y Salvador por siempre, cuyo Augusto nombre es incomparable para toda bendición y gracia que el hombre sueñe jamás recibir, de conformidad con las escrituras que usted cita acertadamente, pero argumentos a los que usted necesita, a mi modo de ver, añadir las cosas que traigo aquí a su consideración, si de verdad las llega a comprender con la gracia de Dios

      Pregunte cualquier otra duda que aparezca que estamos para atenderle.

      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*