Tratad a los demás como queréis que ellos os traten.

 

Martes, XII semana del Tiempo Ordinario, feria

2R 19,9b-11.14-21.31-35a.36: Yo escucharé a esta ciudad para salvarla, por mi honor y el de David.

 

En aquellos días, Senaquerib, rey de Asiria, envió mensajeros a Ezequías, para decirle:

 

-Decid a Ezequías, rey de Judá: «Que no te engañe tu Dios en quien confías, pensando que Jerusalén no caerá en manos del rey de Asiria. Tú mismo has oído cómo han tratado los reyes de Asiria a todos los países, exterminándolos, ¿y tú te vas a librar?»

 

Ezequías tomó la carta de manos de los mensajeros y la leyó después subió al templo, la desplegó ante el Señor y oró:

 

«Señor Dios de Israel,

 

sentado sobre querubines:

 

Tú solo eres el Dios

 

de todos los reinos del mundo.

 

Tú hiciste el cielo y la tierra.

 

Inclina tu oído, Señor, y escucha;

 

abre tus ojos, Señor, y mira.

 

Escucha el mensaje que ha enviado Senaquerib

 

para ultrajar al Dios vivo.

 

Es verdad, Señor: los reyes de Asiria

 

han asolado todos los países y su territorio,

 

han quemado todos sus dioses,

 

-porque no son dioses,

 

sino hechura de manos humanas,

 

leño y piedra- y los han destruido.

 

Ahora, Señor Dios nuestro,

 

sálvanos de su mano,

 

para que sepan todos los reinos del mundo

 

que tú solo, Señor, eres Díos».

 

Isaías, hijo de Amós, mandó a decir a Ezequías:

 

-Así dice el Señor Dios de Israel: «He oído lo que me pides acerca de Senaquerib, rey de Asiria.» Esta es la palabra que el Señor pronuncia contra él:

 

«Te desprecia y te burla

 

la doncella, ciudad de Sión;

 

menea la cabeza a tu espalda

 

la ciudad de Jerusalén.

 

Pues de Jerusalén saldrá un resto,

 

del monte Sión los supervivientes.

 

¡El celo del Señor lo cumplirá!

 

Por eso’ así dice el Señor acerca del rey de Asiria:

 

No entrará en esta ciudad,

 

no disparará contra ella su flecha,

 

no se acercará con escudo

 

ni levantará contra ella un talud;

 

por el camino por donde vino se volverá,

 

pero no entrará en esta ciudad

 

-oráculo del Señor-.

 

Yo escudaré a esta ciudad para salvarla,

 

por mi honor y el de David, mi siervo».

 

Aquella misma noche salió el ángel del Señor e hirió en el campamento asirio a ciento ochenta y cinco mil hombres. Por la mañana, al despertar, los encontraron ya cadáveres.

 

Senaquerib, rey de Asiria, levantó el campamento, se volvió a Nínive y se quedó allí.

 

Sal 47,2-3a.3b-4.10-11: Dios ha fundado su ciudad para siempre.

 

Grande es el Señor y muy digno de alabanza

en la ciudad de nuestro Dios.

Su Monte Santo, una altura hermosa,

alegría de toda la tierra.

 

El monte Sión, vértice del cielo,

ciudad del gran rey.

Entre sus palacios, Dios

descuella como un alcázar.

 

Oh Dios, meditamos tu misericordia

en medio de tu templo:

como tu renombre, oh Dios, tu alabanza

llega al confín de la tierra;

tu diestra está llena de justicia.

 

Mt 7,6.12-14: Tratad a los demás como queréis que ellos os traten.

 

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

 

-No deis lo santo a los perros, ni les echéis vuestras perlas a los cerdos; las pisotearán y luego se volverán para destrozaros.

 

Tratad a los demás como queréis que ellos os traten; en esto consiste la ley y los profetas.

 

Entrad por la puerta estrecha.

 

Ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos entran por ellos.

 

¡Qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que lleva a la vida! Y pocos dan con ellos.

10 Replies to “Tratad a los demás como queréis que ellos os traten.”

    • No se preocupe por la demora.Gracias por visitar mi blog. Solo quisiera añadir dos cosas que creo necesarias en ese análisis sobre María:
      1) que Bernardette era una niña, y que ella,aunque no sabía casi nada de religión, confesaba que Jesucristo ha venido en carne, así que su Espíritu es de Dios, conforme al texto que usted cita.
      2) Que Jesucristo cumplió perfectamente la Ley de Moisés,así que él honró a María pues era su madre,conforme al mandamiento:Honra a tu padre y a tu madre. Juzgue usted si los cristianos debemos o no honrarla. Adorarla no, por supuesto, pero vale mucho su aclaración pues hay muchos que la adoran, y eso es pecado, pero honrarla sí, por ser su madre y madre de los cristianos verdaderos.

  1. Yo no digo que a las madres no se debe honrar, al contrario, el señor desde la antigüedad nos exhorta a honrar a nuestros padres, incluso en Efesios 6:1-2-3 dice:
    1 Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo.
    2 Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa;
    3 para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.
    Yo tampoco niego que maría sea la madre terrenal de Jesús, lo que yo digo es que maría no es la madre de Dios hijo (Jesucristo) por 2 razones:
    La primera es que Jesucristo existía antes que maría naciese (Juan 8: 58 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy.)
    La segunda es que los ángeles no se casan ni se dan en casamiento(Lucas 20:34-35-36), o sea, que no tienen la habilidad de reproducirse como nosotros los seres humanos, fueron creados por Dios.
    Otra cosa, la mujer mencionada en apocalipsis no es maría, en esa visión se está hablando del pueblo de Israel, nótese que en los artículos mencionados tiene una corona con 12 estrellas, esta corona representa a las 12 tribus de Israel. Cuando dice que satanás la perseguía, se refiere a la persecución de cristianos que ha estado ocurriendo desde la ascensión de Jesucristo, nótese que en el pasaje se habla de dos persecuciones, la de los cristianos del pueblo de Israel y la de los cristianos en el mundo entero.
    Además si usted une de Juan 4:1-2-3 con Gálatas 1:8-9
    Juan 4:1-2-3
    1 Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.
    2 En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios;
    3 y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo.
    Gálatas 1:8-9
    8 más si aún nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.
    9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.
    Podrás ver que los espíritus que no vienen de dios no solo negaran que Jesús se hizo carne, sino que también enseñaran cosas que Jesús no enseño.

    • El tema de que los ángeles no pueden reproducirse no entiendo porqué le parece a usted que viene al caso. Si Así fuese tengo algo que decir sobre ese tema. Si usted pudiera explíqueme mejor la relación lógica que para usted guarda con el tema de María como madre de Dios Hijo.

      Desde la perspectiva que Jesucristo vino a enseñar aquí en la tierra en su Primera Venida, no se puede afirmar con toda propiedad que las madres existen antes que su hijos, o que los hijos existen antes que sus madres, sino que el momento de la creación de madres e hijos es un misterio aun a desentrañar. Hay personas que piensan que todos existimos como espíritus desde la creación del universo y que después se nos dio cuerpo y es entonces que existimos como seres humanos completos en la tierra hasta nuestra partida de este mundo. Otros no lo aceptan.
      Sea cual fuere la respuesta correcta, siempre a la luz de la Palabra llegaremos a la conclusión de que el caso de Cristo y de María es una excepción a toda regla debido al hecho de que Cristo es 100% hombre y 100% Dios. Esto nos hace concebir que María es la madre de Dios y del hombre, y que, como infinitamente notable excepción, es una madre que fue creada por su mismo hijo y Dios y Señor.

      Ahora bien, la concepción de que María es la mujer que relata Apocalipsis 12 se basa en muchas razones, algunas de ellas son:
      que el pasaje sólo habla de una mujer sin explicar que esa mujer sea un pueblo o una nación,
      que el pasaje trae a nuestras mentes pasajes de la Biblia,como por ejemplo: que Herodes quería matar al niño en cuanto nació (el dragón – Satanás quería devorar al niño en cuanto naciera.)
      el niño fue arrebatado para Dios y para su trono, así que el niño es inequívocamente Cristo, por tanto la Mujer que lo dio a luz es María.
      Las 12 estrellas se pueden referir a las 12 tribus de Israel pero pudieran referirse a los 12 apóstoles de Jesucristo, quienes eran la corona de ella,pues que mayor orgullo y corona para una madre como ella que si su hijo es el maestro,tenga 12 personas que fielmente aprenden de él y están comprometidas con el hasta las últimas consecuencias, y que aun después de Su Ascensión al Cielo , cuando estaban esperando la Venida del Espíritu Santo Nuestro Dios, ella en la oración estaba con ellos 12 acompañandolos y al resto de los 120 discípulos.
      Apocalipsis 12 dice que la Mujer perseguida fue ayudada y el diablo no pudo alcanzarla, lo mismo sucedió con María y el niño Jesús, fueron a Egipto dirigidos por sueños que Dios dio a su esposo San José, y no volvieron a Israel hasta que murió Herodes. ‘De Egipto llamé a mi Hijo’ dijo Dios.
      Como puede usted ver, hay cosas que Jesús sí enseñó.

  2. Solo quiero rectificarte algo, en Apocalipsis 12:5 dice;
    Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.
    Este versículo concuerda exactamente con Marcos 16:19;
    Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios.
    Si te fijas en ambos versículos se está hablando de la ascensión de Jesucristo. Además, la mujer no huye con el niño, huye sola (Apocalipsis 12:6 Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días.)
    Por último, yo no niego que el pasaje trate de Jesucristo y puse el tema de los ángeles porque ley un comentario que decía que María era la esposa de Dios Padre.

    • María no es esposa de Dios Padre,sino de Dios Espíritu Santo.

      Los ángeles que pecaron con mujeres tuvieron unos niños gigantes, lo puedes buscar en el libro de Génesis.

      Y el pasaje de Apocalipsis no menciona que la mujer huyó sola ni menciona que fue acompañada.

      Entiende usted?

      Nuevamente gracias por comentar y visitar el sitio

  3. Muchas gracias por responderme ,
    En Génesis 6:1-2-3 dice;
    1 Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas,
    2 que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.
    3 Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.
    En estos versículos podrás ver que en esa época había personas que creían en Dios y personas que no creían en Dios. Una de las cualidades de los ángeles es que son eternos, o sea que no mueren, si te fijas en el versículo 3 dice (mas serán sus días ciento veinte años.), o sea, que en estos versículos no se habla de ángeles, se habla de personas comunes y corrientes.
    Por último, en el pasaje de apocalipsis 12, la mujer si huye sola, si te fijas en el versículo 6 veras que dice (Y la mujer huyó al desierto) no (Y la mujer con el niño huyó al desierto).Además en el versículo 13 dice:
    Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón.
    Si te fijas bien, después que el niño es arrebatado no anda más con la mujer.

    • Gracias por seguir esta conversación y visitar el blog.
      Bueno, puede que usted tenga razón en que la mujer vestida de sol huyó sin niño al desierto, sin embargo, aun en ese caso me parece incluso mas evidente que se trata de Cristo y de María: quizás si el niño (Cristo) fue arrebatado al cielo, fue como ha dicho usted, en su Ascensión,después de su muerte y su resurrección, y la Mujer(María) huyó al desierto donde estuvo simbólicamente,sin su niño Cristo, pues ella se quedó al cuidado de Juan como madre, y acompañando a los 120 discípulos en espera y en la oración hasta el día de Pentecostés, y que vino el Espíritu Santo, quizás se describen en orden cronológico los acontecimientos, tal como usted interpreta. Apocalipsis es de un tipo de literatura caracterizada por sacar a la luz algo que está velado, y no precisamente hay que interpretar demasiado, sólo en justa medida y razón, por lo que me pareció más sensato mostrarle que esa Mujer es María en vez de aceptar que sea la nación de Israel. Y además pudiéramos decir que el niño fue con ella en otro sentido, gracias a que el niño era Dios y Rey, estaba al mismo tiempo reinando en el trono del cielo. A no ser que usted crea que ese niño no es el Dios omnipresente. En tal caso le pido: déjeme saberlo.
      Quisiera, por favor, me explique, por qué usted trae el tema del pasaje de los hijos de Dios que se fijaron en las hijas de los hombres ¿es que usted piensa que el Espíritu Santo es algo así como un ángel y/o que no engendró al Hijo de Dios en el vientre de la Virgen María?

  4. Gracias por seguirme atendiendo.
    Vamos a empezar desde el principio.
    En apocalipsis 12:1 dice:
    Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas
    La mujer representa a los fieles de Israel por medio de los cuales vino Jesucristo al mundo (Romanos 9: 4-5)
    4 que son israelitas, de los cuales son la adopción, la gloria, el pacto, la promulgación de la ley, el culto y las promesas;
    5 de quienes son los patriarcas, y de los cuales, según la carne, vino Cristo, el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén.
    Esto no solo lo indica el nacimiento del niño, también la referencia al sol y la luna (Génesis 37:9-10-11) y las 12 estrellas (12 tribus de Israel).
    Génesis 37:9-10-11
    9 Soñó aun otro sueño, y lo contó a sus hermanos, diciendo: He aquí que he soñado otro sueño, y he aquí que el sol y la luna y once estrellas se inclinaban a mí. 
    10 Y lo contó a su padre y a sus hermanos; y su padre le reprendió, y le dijo: ¿Qué sueño es este que soñaste? ¿Acaso vendremos yo y tu madre y tus hermanos a postrarnos en tierra ante ti? 
    11 Y sus hermanos le tenían envidia, mas su padre meditaba en esto.
    Apocalipsis 12:5 dice:
    Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.
    Indiscutiblemente se trata de Jesucristo (Apocalipsis 19:15)
    De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.
    Apocalipsis 12:6 dice:
    Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días.
    La mujer representa a los fieles de Israel durante la última tribulación(los 1260 días, exactamente la mitad de la tribulación).Durante la tribulación, los fieles de Israel son los judíos temerosos de Dios que al investigar con detenimiento las escrituras aceptan la verdad de Jesucristo como el Mesías (Deuteronomio 4:30-31; Zacarías 13:8-9)
    Deuteronomio 4:30-31
    30 Cuando estuvieres en angustia, y te alcanzaren todas estas cosas, si en los postreros días te volvieres a Jehová tu Dios, y oyeres su voz;
    31 porque Dios misericordioso es Jehová tu Dios; no te dejará, ni te destruirá, ni se olvidará del pacto que les juró a tus padres
    Zacarías 13:8-9
    8 Y acontecerá en toda la tierra, dice Jehová, que las dos terceras partes serán cortadas en ella, y se perderán; más la tercera quedará en ella.
    9 Y meteré en el fuego a la tercera parte, y los fundiré como se funde la plata, y los probaré como se prueba el oro. El invocará mi nombre, y yo le oiré, y diré: Pueblo mío; y él dirá: Jehová es mi Dios.
    Estos recibirán ayuda de Dios y satanás no los derrotara.
    Apocalipsis 12:13 dice:
    Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón.
    Satanás perseguirá a los que acepten a Jesucristo (Mateo 24:15 —–21).Dios dará una protección sobrenatural a los santos de Israel.

    Mateo 24:15 —–21
    15 Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda),
    16 entonces los que estén en Judea, huyan a los montes.
    17 El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa;
    18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa.
    19 Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días!
    20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo;
    21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá

    La abominación desoladora que habla Jesús es la de la profecía de las 70 semanas (Daniel 9:24 -25-26-27)

    • Claro, hay muchas cosas que a usted le hacen pensar en eso, de hecho, la Santa Virgen María es de una de las doce tribus de Israel, ella no desciende de otra nación sino de Israel, y de ella,y sólo de ella nació Cristo, el cual es Dios bendito por los siglos de los siglos, tal y como muestra Romanos 9:5, citado por usted. Por eso tanto él como ella están coronados como rey y reina de Israel (Ap.12:1) respectivamente, aunque claramente, él posee una autoridad infinitamente mayor que la de ella como rey, ya que es Dios mismo, mientras ella no es Dios. Esto nos muestra que el sueño de José hijo de Jacob, que usted cita en el comentario, encaja perfectamente en la descripción que le muestra Dios a través de mí a usted y a los lectores , y que es la interpretación antigua y correcta del capítulo Apocalipsis 12. Si usted compara Apocalipsis 17:18 con Ap. 12 se dará cuenta que en aquel se aclara que la mujer ramera era la gran ciudad que reinaba sobre los reyes de la tierra,mientras que en el Ap.12, no saca a la luz otra cosa este pasaje sobre quien es esta mujer,madre de una descendencia de discípulos (Ap.12:17) contra los que Satanás hace guerra ahora, pues está airado contra ella, por tanto mientras aquella era una ciudad, esta es simplemente una Mujer, pues con ellos siempre estuvo incluso desde que la Iglesia recibió el bautismo del Espíritu Santo el Día de Pentecostés (constátelo leyendo Hechos 1:14,comparado con Hechos 2:1-4). Cristo siempre al hablarle le dice ‘Mujer’ (vealo en Juan 2:4 y Juan 19:26). Note lo interesante del caso, Juan escribe el Evangelio y también escribió el Apocalipsis, y es precisamente Juan quien la recibe como madre por disposición del mismo Jesucristo.
      La gran tribulación comenzó desde que Satanás fue lanzado a la tierra, cuando San Miguel Arcángel lo venció con sus ángeles (Ap.12:7-9,12). Por eso ay de los moradores de la tierra desde que eso sucedió.
      Por eso María es la aliada por excelencia de los cristianos verdaderos para alcanzar las gracias y las victorias, y para reinar en la tierra aún bajo esta gran tribulación que vivimos, llena de falsos maestros, falsos profetas y hasta falsos Cristos(Mateo 24:11,5) con falsas unciones, y mientras esa gran tribulación se desarrolla, se desarrolla también el milenio (Ap. 20:1-10) pues este es el milenio en que reinamos y los santos juzgan, esta es la gran tribulación de 1260 días o tres años y medio, y es lo que finalizará con la Segunda Venida del Señor, la resurrección de los muertos, el arrebatamiento, el Juicio Final y el comienzo del Reino eterno, donde ya no habrá más tribulación, pues los malvados irán al castigo eterno y los justos a la vida eterna(Mateo 25:46). Por supuesto, finalizando la gran tribulación y milenio, después de que haya entrado la plenitud de los gentiles, todo Israel será salvo. Entonces, después de la tribulación de aquellos días, aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo, y todos harán lamentación por él. (Mateo 24:29)
      El cumplimento más preciso de la profecía de Jesucristo sobre la gran tribulación y la destrucción del Templo se comienza a ver nítidamente en el año 70 cuando Tito ataca Jerusalén y destruye el templo. Así que la gran tribulación igualmente ha comenzado desde entonces.
      Usted cita acertadamente Daniel 9:24-27 porque tiene que ver con el asunto del fin: La abominación desoladora de la que habla Jesucristo es el mismo diablo que encarnará en una persona, eso sucederá con la muchedumbre de las abominaciones, y cuando venga la consumación y digan ‘paz y seguridad’ (1 Tesalonicenses 5:3′), no habiendo paz ni seguridad, entonces será enviado fuego del cielo sobre este desolador (Ap.20:9), es entonces que Cristo mismo arrebatará de la muerte a sus elegidos de aquel momento y los llevará junto con los resucitados a la vida eterna.

      Gracias por seguir comentando, este blog es para este tipo de diálogos, así que continúe haciéndolo mientras le quede duda sobre lo que le digo. Puedo decir que aprendí con usted que la parte del pasaje que se refiere a que el Hijo fue arrebatado para Dios y para su trono tiene como significado la Ascensión de nuestro Señor al Cielo. Encaja más correctamente con lo que sucedió con Jesucristo y María.
      Paz y bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*